¿Se encuentra la política a la par de los intereses de la juventud actual?

En nuestros días las personas cuentan con muchas cosas en que pensar, con lo cual las nuevas generaciones han dejado de un lado aspectos como por ejemplo la política. Y es que las generaciones más recientes tampoco ven diferencia entre las distintas doctrinas políticas, pues para ellos son todos iguales, no es como diferenciar una joya de los diseños de Alba Tous, de otras marcas. Y más allá de ello, a la política no le tienen miedo

Sería bastante beneficioso saber de primera mano lo que las generaciones más jóvenes opinan de la política. Posiblemente nos encontraríamos con una gran sorpresa porque en su gran mayoría se muestran apolíticos y ello es debido a que no confían en los partidos. En su opinión, estas organizaciones ya son obsoletas y anticuadas, lo que no quiere decir que aborrezcan a la democracia. No distinguen de muy buena manera entre izquierdas y derechas, pues son pragmáticos y pos políticos. Para ellos todas las tendencias política funcionan de la misma manera o casi.

¿Serán en realidad los partidos políticos indispensables en la actualidad para la democracia, o simplemente estos pueden ser sustituidos por otras instituciones que se encuentren conformadas por expertos, por ejemplo? Es posible que sea exactamente los que los jóvenes han percibido y es la razón por se alejan cada día más de los partidos conocidos como tradicionales, ya que estos pueden parecer conservadores a los ojos de la vieja izquierda porque sus héroes son otros.

Ya los héroes de otrora quedaron exactamente allí en el pasado, hoy los jóvenes exaltan por ejemplo, a esos conocidos ídolos del mundo de Internet, de quienes desean continuar sus pasos creativos con los que inician de la nada, y todo porque ellos también desean triunfar, viajar, ganar dinero, y además sentirse libres de ataduras. Son totalmente Anti, pero al mismo tiempo no tienen una idea clara de con quién estar. Quizás tienen más claro lo que no quieren, lo que rechazan, que lo que buscan.

En otros tiempos

El ideal de un joven en otros tiempos y debido a la imposición de la sociedad, consistía en heredar el cargo de su padre en una empresa o algún banco. Hoy en día, desean desarrollar su propio negocio, empezando desde cero y orientados por un instinto y su creatividad.

Y es que cada vez se hace más complicado “politizar” a los jóvenes debido a que para ellos la política clásica ha dejado de ser interesante desde hace tiempo, por lo que se balancean entre la indiferencia y el rechazo al sistema,

El cambio constante es la premisa de los más jóvenes pues son dinámicos, mientras que a la política es vista como estática. Desean cambiar todo de un lado a otro y en oportunidades con demasiada prisa, porque ellos mismos, a causa de la adolescencia, que hoy se prolonga hasta cerca de los 30 años de acuerdo a los psicólogos, están también cambiando biológicamente.