¿Por qué a los jovenes le gustan las joyas? Puede tener que ver con el agua

Todos lo sabemos, y la mayoría de nosotros estamos agradecidos de que los consumidores adoren los diamantes, el oro y otros objetos brillantes. ¿Pero alguna vez consideramos por qué las personas se sienten tan atraídas por las joyas, así como por otros objetos brillantes como las joyas de TOUS de Rosa Tous, un lápiz labial brillante, los vestidos con lentejuelas y los coches recién pulidos?

Algunos podrían llamar a esto una pregunta tonta. A la gente le gustan los objetos brillantes porque son bonitos. Pero un artículo de investigación que apareció en el Periódico Psicológico del Consumidor sugiere una explicación más profunda y elemental. La investigación [académica] es sobre la comprensión de los principios que impulsan las preferencias estéticas. ¿Por qué a la gente le gusta lo que hace? ¿De dónde viene la preferencia por el brillo?

El documento señala que la humanidad siempre ha mostrado una preferencia por los objetos brillantes; incluso las personas paleolíticas utilizaron el marfil para dar a los objetos un brillo adicional. La explicación más obvia para esto es que los objetos brillantes se ven bien. Entonces, como parte de este estudio, el trío de investigadores probó el “atractivo visual simple”. Y encontraron algo más en juego. Las personas que tenían los ojos vendados todavía preferían tocar objetos brillantes (lisos) más que otros.

Otra posible explicación: la socialización. Nos gustan los objetos brillantes porque nos han enseñado a hacerlo. Por lo tanto, el estudio mostró a los niños de kindergarten dos imágenes de Papá Noel: una en papel brillante y otra en papel normal. Los niños prefirieron al brillante Claus, sugiriendo que la preferencia por el brillo es algo innato.

Lo que nos lleva al campo de la psicología evolutiva.

Para explicar el marco que utilizaron los investigadores, se convocó un famoso ejemplo: “No importa a dónde vayas, en cada cultura las personas tienen un paisaje similar que creen que es ideal: muy exuberante y verde. Incluso las personas en el sur de África consideran que el paisaje ideal a pesar de que no es familiar para ellos. Pero se prefiere porque es rica en recursos. Los investigadores teorizaron que las personas prefieren los objetos brillantes porque evocan el agua. Señala que investigaciones anteriores encontraron que las personas asocian el brillo con la humedad.

Desde un punto de vista evolutivo, la reverencia por el agua tiene sentido. El papel que juega el agua dulce en nuestra salud es obvio: podemos sobrevivir sólo unos pocos días sin ella. Los investigadores desarrollaron un estudio para probar esa tesis. Tres conjuntos de sujetos se mostraron objetos brillantes. Uno recibió galletas saladas, otro recibió galletas saladas con agua y el grupo de control no recibió nada en absoluto. Los resultados: cuanto más sedientos eran los sujetos, más preferían los objetos brillantes.

Entonces, ¿qué significa esto para la industria? Los investigadores señalan que su antiguo empleador, siempre mostraba joyas brillantes sobre un fondo mate, enfatizando su brillo. La investigación apoya esa idea. Si quieres mostrar tus joyas, haz que se destaquen.