Las mujeres solicitan a los diputados que se apruebe el Código Penal sin sanciones para el aborto

Lo que se ha convertido en una solicitud a nivel mundial a cargo de agrupaciones en pro de los derechos de las mujeres, en días recientes ha movilizado a diversos de sus representantes con la finalidad de entregar una carta dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, después de realizar un plantón en las afueras del Congreso Nacional. 

Dicha manifestación contó con la participación y apoyo de diferentes espacios y organizaciones de sociedad civil, entre ellos el Movimiento Apoyo 3 Causales, CIPAF, CONAMUCA, CE-MUJER, Centro de Estudios de Género de INTEC, la Asociación Tu-Mujer, COLETTE, UDEMY y RepúbliCa Libre,  el Instituto de Género y Familia de las UASD, tan solo por mencionar algunas. 

En dicha carta, el movimiento de mujeres hace una advertencia sobre la penalización absoluta del aborto que constituye una gran injustica social, un grave problema de salud pública, una violación a los derechos humanos y un acto de violencia estatal, ante lo cual se hace urgente una respuesta del Estado y en especial del Congreso. 

Además, señalan que la prohibición y criminalización absoluta del aborto es un acto violento en contra de los derechos que han sido establecidos dentro del artículo número 42 de la Constitución Dominicana, en donde se establece que “ninguna persona puede ser sometida a penas, torturas o procedimientos vejatorios que impliquen la pérdida o disminución de su salud, o de su integridad física o psíquica”.

Del mismo modo, la carta señala que tal prohibición absoluta del aborto ha ignorado las obligaciones internacionales del Estado Dominicano de proteger, respetar y garantizar los derechos humanos de las mujeres. Han advertido a los legisladores que “ya ha sido establecido por los órganos de garantía de los derechos humanos que la penalización absoluta contraviene la prohibición de la tortura, tratos crueles e inhumanos, y reproduce la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes”.

El FFMP y en compañía de las organizaciones, señalaron que el nuevo congreso y el gobierno tienen entre sus manos la oportunidad de dejar atrás los más de 136 años de desfase del Código Penal actual para lograr que el país pueda contar con una política penal que logre responder a las necesidades de hoy en día se presenta y a la voluntad de un pueblo.

“Es momento de rescatar el consenso logrado en 2014, en la sociedad dominicana que incluyó a gremios, movimientos sociales, clase política y ministros. De acuerdo a encuestas realizadas, 79 % de los dominicanos y dominicanas está de acuerdo con el aborto cuando está en peligro la vida de la mujer, 76 % está de acuerdo con aborto por malformaciones del feto incompatibles con la vida y el  67 % cuando es por violación o incesto y pederastia”. 

En tal sentido, señalaron que en su gran mayoría las legislaciones del mundo que han avanzado en lo que respecta a la protección a los derechos humanos de las mujeres, mantienen códigos penales que definen y sancionan el feminicidio íntimo, no íntimo y conexos, despenaliza el aborto en sus 3 causales, define y sanciona las violaciones, incestos, pederastia y elimina y sanciona el matrimonio infantil y las uniones tempranas.