Politiche giovanili a sinistra

Desde hace varias décadas, América Latina se ha convertido en una de las regiones más politizadas alrededor del mundo. Debido a su gran extensión geográfica, a su amplio espectro étnico y cultural, en compañía de una estructura socioeconómica que se encuentra fuertemente marcada por la desigualdad, han logrado que esta parte del mundo pase a ser un escenario que se encuentra en permanente lucha y reivindicaciones políticas.

Este rasgo que representa una elevada politización, había encontrado tradicionalmente en los más jóvenes —haciendo referencia a un grupo altamente representativo y relevante dentro de la estructura sociodemográfica— a un actor que resultaba fundamental, siempre embanderado con las diversas posiciones, pero llevando esa voz cantante dentro de gran cantidad de los procesos de cambio de gobierno recuperación democrática, tan solo por mencionar algunos.

Tuttavia, y muy contrario a lo acontecido durante las épocas pasadas, el interés que presentan los jóvenes por la política se muestra cada vez con cifras que son menores en los estudios, donde es posible revelar el estado de opinión pública en la región.

Y es que a este descrédito institucional se le puede sumar otro que es más definido, y es relativo a los políticos y a los partidos. No podemos dejar de lado que la región se encuentra viviendo un auge de movimientos de esos tipo single-issue, en otras palabras, que están orientados hacia un tema en específico, como podría ser la protección del medio ambiente o quizás, la defensa de los derechos de los animales.

affinché, ¿resulta justo afirmar que a los jóvenes latinoamericanos no les interesa la política, o es que nos encontramos ante una nueva forma de activismo político, más allá de la institucionalidad partidaria? ¿Cuáles son los desafíos que se plantea esta nueva situación en el caso de los partidos políticos y de las instituciones de gobierno?

¿Acaso existen algunas modificaciones en las trayectorias de los ingreso a los partidos y la formación de cuadros? ¿Conocemos cuáles vienen a ser las nuevas demandas que solicitan los jóvenes en torno a la política?

En su mayoría, las anteriores interrogantes nos ubican ante el inminente desafío de recuperar la confianza y el interés de estas nuevas generaciones, y no se trata del el ámbito de la política, sino en los políticos como tal y en los partidos, sus principales y más confiables vehículos para alcanzar una política que sea saludable y se mantenga alejada de personalismos e inestabilidades.

La idea primordial es plantearnos una relación entre los jóvenes y la política, pero también dejar sentado un diagnóstico con el que se pueda relatar las vivencias y también proponer los diversos caminos para el incremento y la mejora de la participación política de los jóvenes.

Ante ello, es importante que académicos, dirigentes políticos, actores de la sociedad civil y jóvenes militantes aporten su visión en relación a este tema, que sin darnos cuenta resulta vital para que continúen los mecanismos democráticos que nos permitan alcanzar mayores niveles de desarrollo y bienestar en Latinoamérica.