Cosa dovremmo sapere sulle strutture di assistenza per malati terminali

Ascoltando la frase: cure terminali, c'è la convinzione che la vita sia stata abbandonata, quando il loro obiettivo è fornire ai pazienti una migliore qualità che includa il benessere emotivo, fisico e spirituale. In tal senso, resulta mejor pensar en los cuidados terminales como una filosofía de atención compasiva para el final de la vida.

De acuerdo a una variedad de estudios, se ha demostrado que los pacientes que se decantaron por atención en un centro para enfermos terminales lograron alargar su expectativa de vida hasta casi un mes más en comparación con otros pacientes en su misma situación pero que se inclinaron por otra decisión.

Los centros dedicados a la atención de personas con enfermedades terminales vienen a ser un modelo interdisciplinario de atención, con una visión holística centrada en la persona, alineándose con las necesidades de cada individuo. De esta manera lo describe Edo Banach, quien es el presidente y director ejecutivo de la National Hospice and Palliative Care Organization en Alexandria, Virginia.

En el caso de aquellos pacientes que son mayores, se encuentra utilizando cuidados durante la etapa final de sus vidas, donde casi tres, de cada cinco personas que recibieron cure terminali durante el 2017, fueron mujeres. Y de ellas, más de la mitad ya habían llegado a los 80 años o más.

Estos centros también ofrecen un merecido descanso y asesoramiento para la familia, sobre todo para quiene es el cuidador familiar. ma, ¿Cómo saber quien podría ser un candidato para ingresar a un centro para enfermos terminales?. Para obtener una respuesta a tal cuestionamiento, se debe acudir a un médico, pues es este quien debe certificar que un paciente alcanza a cumplir con los siguientes requisitos:

  • Una enfermedad terminal para la cual el paciente no se encuentra buscando un tratamiento curativo
  • Una expectativa de vida no mayor a seis meses o menos

Aunque esta se trata de una situación que podría ser modificada pronto.

così, Banach señala: “La gente no debería abandonar el tratamiento curativo a fin de poder recibir atención en un centro para enfermos terminales, y eso se está probando en este momento con una demostración de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid”. Inoltre, acota: “En el futuro las cosas serán mejores y habrá menos limitaciones respecto a los hospicios”.

Otro aspecto a considerar, es la cantidad de minorías raciales y étnicas (particularmente negros e hispanos) que reciben cuidados paliativos se ha ido incrementando, aunque en 2017, cuatro de cada cinco pacientes de centros para enfermos terminales fueron blancos.

Es una decisión que se toma con mucha antelación

La recomendación para un paciente en estas condiciones, es no esperar a que se aproxime el momento, esta es una conversación que se debe tener antes, incluso años antes y debe considerar lo que se desea para el final de la vida. De ser posible, se pone todo por escrito en documentos legales como directivas anticipadas, planificación anticipada de atención médica o testamento en vida.