El retorno de la política al contexto social a manos de la juventud

Lo sensación que otrora causaba el cultivo de semillas de marihuana actitube, en la actualidad lo determina la vuelta de los más jóvenes al entorno político. Lo que en nuestros días le damos la denominación de juventud no es posiblemente lo que tenemos en mente, esta no se trata de una creación de la naturaleza, sino que es el resultado de un cúmulo de momentos históricos con precisión, para muchos países esta consiste en los «años dorados» luego de la guerra, donde tales décadas de prosperidad fueron las que condujeron a una diversificación de las clases medias, pero también a una democratización del consumo y a una masificación de las universidades.

Este se convirtió en un proceso bastante rápido de cambio social y económico, donde la extensión de los sistemas de pensiones alcanzó a minimizar las cargas de muchos jóvenes al tener que sostener a sus mayores, pero el auge de empleos pudo hacer más fácil esa salida del hogar con lo que también se amplió el sistemas de bienestar ayudando a que los años de estudio se alargaran. Desde luego, no se hicieron esperar los inventos más revolucionarios para entonces en el campo de la medicina, como lo fueron la píldora anticonceptiva, la cual se comercializó por primera hacia el año 960 en Estados Unidos,. De oa misma manera se introdujo el entretenimiento en casa, es decir, la televisión y junto a ello la tecnología pues se estaba abriendo paso la era de las computadoras y la economía del conocimiento, las cuales dieron pie una serie de cambios muy notables, ya que redefinieron la idea que se tenía de la juventud.

Toda esta evolucion y revolucion, nos ha marcado desde entonces con lo iconos que en la actualidad conocemos como de la juventud, el rock, la cultura mochilera, ese héroe que decide vivir de manera intensa, pero que además encuentra pronto su muerte ante la utopía guevarista, todas estas alusiones tienen su origen en este periodo, cuyo punto más álgido se encontró en las continuas rebeliones juveniles que tuvieron lugar hacia finales de la misma década de los 60, como los conocidos Mayo Francés, el Cordobazo argentino, la movilización de los estudiantes en México o la Primavera de Praga.

Hechos, por demás resaltantes y que nos hacen pensar que surgieron en la historia después de un acuerdo, pues se hicieron presentes en un breve lapso de tiempo unas entre otras y en distintos países a manos de los jóvenes los cuales se encargaron de sorprender al mundo de una forma hasta entonces desconocida. Y es cuando se reconoce por primera vez, que la juventud era capaz de convertirse en un actor político.

Pero este sujeto social, es decir, la juventud también encontró su declive llegada la década de los 70 a partir de la crisis del petróleo, la cual se encargó de marcar el comienzo del declive de este modelo que se había desarrollado de bienestar de la posguerra. En este periodo se hizo presente el cambio de paradigma económico, pues ahora se enfilaba hacia una ortodoxia más fuerte, en el que el estado se achicaba y la revolución conservadora crearon un contexto muy distinto el de los años anteriores. Con la caída de Muro de Berlín en 1989, se cancela el socialismo como un posible horizonte que pueda orientar la política y con ello se terminó de completar el nuevo clima de época.